El Asesoramiento en Derechos de Autor es esencial para la buena consecución de nuestro desarrollo en bases de Agregadores de Artistas.

Consejos prácticos

Continuando con la sección de “Agregadores de Artistas”, vamos a centrarnos hoy, cerrando ya con ello la misma, en la cuestión de elegir nuestro agregador. Para ello, deberemos tener en cuenta una serie de criterios y consejos, que nos ayudarán a dar con el más adecuado.

En primer lugar, como ya explicamos en nuestra primera publicación, hemos de tener en cuenta la diferencia entre “agregadores al por mayor” y “agregadores especializados”. Esta subdivisión es importante, ya que depende del tipo de banda y del recorrido que tengamos, nos convendrá más uno u otro tipo.

En general podríamos decir que para grupos que están iniciándose, a un nivel muy amateur y con pocos seguidores o fans, les conviene comenzar por un agregador al por mayor, más que nada, porque no les va a poner ningún impedimento o barrera de entrada, y les va a permitir expandir sus redes de difusión.

No obstante, los agregadores especializados no siguen un único criterio para escoger a sus grupos; entre ellos pueden estar la calidad musical, el estilo de música, el número de seguidores en las redes, el recorrido o reconocimiento de sus músicos…

Por ello, aunque sea una banda nueva, si el proyecto es interesante y hay calidad en la composición y producción, también pueden interesarse por nosotros.

Por otro lado, aunque no se cumpla lo anterior, nuestra popularidad y la cantidad de seguidores que tengamos en redes sociales, van a ser también cuestiones de peso a la hora de negociar con ellos.

Por ello, es importante ser consciente de cuál es nuestra situación como banda a la hora de optar por uno u otro tipo.

En relación con lo anterior, debemos saber que la relación que nos une a los agregadores especializados va a ser una relación “más intensa” por decirlo así, ya que van a exigirnos probablemente una exclusividad y una permanencia, además de, por supuesto, un porcentaje de nuestros royalties.

Por ello, si estamos en un estado muy incipiente de la formación, el consejo es que busquemos un agregador al por mayor primero, ya que nos ata mucho menos y su contratación es más flexible, y más adelante cuando nuestra popularidad haya crecido lo suficiente, busquemos un agregador especializado.

Ahora bien, si nuestro proyecto es interesante y queremos conseguir que nuestra música sea promocionada de una manera más rápida e intensa, podemos intentarlo también con un especializado y cuando nuestra música comience a generar más ingresos, pasarnos a uno al por mayor, que no nos retenga porcentajes.

No existe una única fórmula, por lo que esta combinación también puede ser factible. La única pega es que el mero hecho de contratar con una agregadora especializada no nos garantiza 100% que nuestra popularidad aumente como nosotros deseamos o esperamos. Existen por tanto alternativas pero no fórmulas mágicas.

En segundo lugar, dentro de los distintos tipos de agregadores, podemos encontrar servicios que van más allá de la mera subida de las canciones.

Incluso en los agregadores al por mayor, en muchos de ellos se ofrece una labor de gestión de derechos de autor (una especie de sustituto a la tradicional entidad de gestión, también labores de editorial, de monetización de los canales de youtube, etc.).

Estas labores obviamente tienen un coste adicional, y en muchas ocasiones se traducen en la retención de parte de nuestros derechos aparte del pago de la cuota correspondiente.

Por ello debemos tener en cuenta también este aspecto, en especial si somos miembros ya de las entidades de gestión correspondientes, ya que no merece la pena pagar por este servicio si ya nos lo están prestando por otro lado a través de una entidad de gestión colectiva.

Así mismo, si nuestras expectativas en cuanto a escuchas no son muy altas, ya que no somos todavía muy populares, este tipo de servicio carece de sentido, ya que no va a generar apenas ingresos.

A este respecto, hay algunas agregadoras que optan por ofrecer un servicio simple y sin complicaciones, orientado a verdaderas bandas independientes, que consiste meramente en subir los temas a las plataformas a cambio de una única cuota, sin ataduras ni obligaciones más allá de ello ni retención de porcentajes de ningún tipo.

Otro aspecto a tener en cuenta, sería el estilo de música o el público al que se dirigen estas agregadoras, ya que especialmente en las especializadas hay una preferencia por determinado estilos y también una clara división entre música electrónica y el resto de bandas.

Esto tiene relación directa con el tipo de plataformas digitales con las que trabajan. Debemos asegurarnos de que contraten con las plataformas que más nos interesen dependiendo del estilo de nuestra música.

Finalmente, la cercanía a las plataformas también es importante. Las agregadoras más grandes, como pueden ser las agregadoras al por mayor, suelen estar más cerca de las plataformas de distribución online, y por ello todas nuestras acciones y decisiones se llevarán a cabo con mayor prontitud cuando el trato entre agregadora y plataforma, sean más directos.

Esto puede cobrar relevancia a la hora de lanzamientos, o de retiradas de canciones por algún motivo, pero en general no debería dar demasiados problemas se trate de la agregadora de que se trate.

En conclusión.

Tenemos que ser conscientes de en “qué momento” se encuentra nuestra banda y nuestra música, a qué tipo de público va dirigida, cuáles son nuestras expectativas a corto plazo, y después analizar qué agregadoras nos interesan más en el momento presente.

No hay que descartar que en un futuro podamos cambiar a otras que nos vayan a interesar más a largo plazo, y tampoco hay que descartar que podamos fichar con una discográfica más adelante si económicamente nos sale a cuenta, pese a todas las ataduras que supone.

Pero el consejo para las bandas emergentes, que aún buscan hacerse un hueco en el panorama, es que se decanten por aquellos que pongan menos complicaciones de entrada y cuyas condiciones menos les aten, pues esto también les va a dejar mayor libertad de maniobra en el futuro.

Share This

Comparte

Comparte este post con tus amigos!