Desde Legal & Music, Abogados expertos en Propiedad Intelectual, queremos rendir tributo a lo que pudo haber sido y nunca será…

Lil Peep falleció la semana pasada dejando tan solo la huella de lo que podría haber sido una grandísima carrera discográfica.

Nacido Gustav Åhr, se le reconoce como uno de los artistas más prominentes del género emo trap (que engloba y mezcla los estilos hip hop, emo, indie rock, pop punk y nu metal).

 

Un crítico musical del New York Times llegó a definirlo como el Kurt Cobain del lo-fi rap.

 

Criado en Long Island (New York), Lil Peep pronto dejó los estudios para comenzar a crear y dar a conocer su música en plataformas de difusión digitales.

A los 17 años, se trasladaría a Los Ángeles para desarrollar una carrera dentro de la industria discográfica.

Åhr, al comienzo de su carrera, creaba y producía su propia música en su apartamento y lanzó en redes varias mixtapes con un gran éxito.

 

Los temas comunes a su música siempre fueron oscuros…

 

Siempre relacionados con el abuso de drogas (adicción a la cocaína, el éxtasis y los ansiolíticos), relaciones pasadas, depresión, suicidio e incluso la brujería.

Citó en varias ocasiones como influencias directas a artistas como David Bowie, My Chemical Romance, Red Hot Chili Peppers y Panic! at the Disco.

Este pasado mes de Agosto, su álbum debut ‘Come Over When You’re Sober, Pt 1(Ven cuando estés sobrio) fue lanzado por Warner Music y una extensa gira promocional fue programada y realizada hasta la muerte del cantante.

Lil Peep fue encontrado muerto en el autobús usado para la gira poco antes de los ensayos para uno de los conciertos programados en su tour.

 

La policía ha revelado que se acostó antes de los ensayos y nunca volvió a despertarse debido probablemente a una sobredosis.

 

Desde unos días antes de su fallecimiento, Åhr había compartido una serie de publicaciones, fotografías y videos en los que manifestaba haber hecho un uso abusivo de drogas y medicamento.

También había publicado textos como: “When I die, you’ll love me” (Cuando muera, me amareis) o “I always have happiness for like 10 seconds and then it’s gone. I’m getting so tired of this” (Siempre soy feliz por unos 10 segundos y luego desaparece. Me estoy cansando de esto.).

Queda claro, tras el triste final del cantante, que no se estaba alimentando un personaje público en redes sociales, sino que había un serio problema detrás… Quizá un nuevo caso de ‘genio atormentado’.

Queremos recordar también que Lil Peep siempre aconsejo a su público no tomar drogas.

Lamentando la pérdida de este grandísimo talento, os dejamos su brillante canción ‘Awful Things’ perteneciente a su único y último álbum.

 

Share This

Comparte

Comparte este post con tus amigos!