Desde Legal & Music – Abogados Musicales, analizamos la diferencia entre estos conceptos tan importantes en el sector del derecho musical.

Por lo que respecta a la PROPIEDAD INTELECTUAL, se trata de un conjunto de derechos que corresponden a los autores y a otros titulares (artistas, productores, organismos de radio-difusión …) respecto de  sus creaciones originales, recayendo  sobre bienes culturales, y digna de protección.

A diferencia de lo que sucede en el derecho internacional, en nuestro país se hace una distinción entre la PROPIEDAD INTELECTUAL y la PROPIEDAD INDUSTRIAL, entendida ésta última como un conjunto de derechos que puede poseer una persona física o jurídica sobre una invención (patente, modelo de utilidad, topografía de productos semiconductores, certificados complementarios de protección de medicamentos y productos fitosanitarios), un diseño industrial, un signo distintivo (marca o nombre comercial) etc, regulando tanto los derechos de los creadores como los derechos de quienes realizan actuaciones, prestaciones o producciones protegidas por la ley.

Por su parte el DERECHO DE AUTOR abarca obras literarias y artísticas, películas, obras musicales, de arte y diseños arquitectónicos, llamados también como derechos conexos.

Por otro lado, no podemos confundir la expresión PROPIEDAD INTELECTUAL con el término “COPYRIGHT”, proveniente del derecho anglosajón y referido al sistema legal de regulación de los derechos de autor y derechos similares. El símbolo C es una advertencia del titular de un derecho de explotación de que el uso de la obra está sujeto a derechos exclusivos, esto es, a la idea de “todos los derechos reservados”.

EN ESTE SENTIDO, PODEMOS HABLAR DE SISTEMAS DE COPYRIGHT Y SISTEMAS DE DERECHOS DE AUTOR.

También debemos diferenciar entre el término COPYRIGHT anglosajón y los DERECHO DE AUTOR del sistema continental que es el vigente en España.

En este sentido, los derechos de autor pueden ser de carácter moral o patrimonial.

Los primeros son a los que más referencia hace la legislación española e incluyen aspectos como el reconocimiento de la condición de autor de la obra o el reconocimiento del nombre del artista sobre sus interpretaciones o ejecuciones, así como el derecho de exigir el respeto a la integridad de la obra y a la no alteración de la misma, también protegen la autoría de la obra, sin que se puedan ceder, vender o transferir, perpetuos e independientes

Por otro lado, los derechos patrimoniales son aquellos susceptibles de tener un valor económico y suelen estar asociados al concepto anglosajón de COPYRIGHT o derecho de copia, aunque éste último versa más bien sobre el ámbito patrimonial.

Finalmente, también es interesante determinar el factor diferencial básico existente entre el registro de la propiedad intelectual y el registro de la propiedad industrial.

El primero de ellos se lleva a cabo cuando un autor ha producido una película, un libro etc. Registrar este tipo de propiedad incluye derechos de autor y derechos conexos.

Sin embargo, el registro de la propiedad industrial se lleva a cabo para esas creaciones que tienen utilidad industrial y sirven para proteger aquellas ideas que tienen un alto potencial productivo y económico.

Por todo ello, hay que tener en consideración que la legislación española en materia de propiedad intelectual e industrial se encuentra en consonancia con la del resto de los países miembros de la Unión Europea.

Comparte

Comparte este post con tus amigos!