Katy Perry muere, renace y busca testigos que quieran dejarse ‘escandalizar’…

¿Es mejor apagarse siendo uno mismo ahora, o reconvertirse desesperadamente para aguantar un poco más en el candelero?

Katy Perry acaba de lanzar su nuevo disco ‘Witness’, aunque este viene ya precedido por tres singles…
¡Podría decirse que llevábamos todo el 2017 escuchando lo que iba a ser este disco!

Katy sabe que este disco es crucial para su carrera, tiene una edad y necesita marcar un punto de inflexión para evitar desvanecerse entre los nuevos artistas que cada año van copando las listas…

La vida de los cantantes en el mundo pop suele ser muy corta: hay un boom, una meseta y por último desaparecen irremediablemente.

A partir de ahí, pueden dedicarse a vivir de lo obtenido juiciosamente, o bien, gastando todo a lo loco mientras dan sus últimos coletazos ofreciendo titulares escandalosos a la prensa rosa…

Conscientes del punto semi-crítico en el que se encuentra la carrera de Perry, tanto ella como su discográfica, se plantearon ir lanzando singles y testeando el mercado… Ir buscando por donde tirar de cara a un nuevo álbum…

Primer Intento: Chained To The Rhythm, más de lo mismo…

Con este primer single, Perry sigue la línea de sus anteriores trabajos… No ofrece nada nuevo ni musical, ni estéticamente. Nos encontramos a la Katy de siempre… misma peluca, ritmos facilones y sobresaturación de color.

El resultado nos gusta, es evidente, una canción pop más…

Evidentemente no pasará a los anales de la historia ni sobrevivirá al olvido, pero es divertida, es bailable y a la definitiva, es la Katy Perry de siempre… Una vieja conocida!

Segundo Intento: Bon Appétit, deja buen sabor de boca!

Eliminamos esa alegría y ñoñería perpetua que Katy suele destilar… Canción con ritmos más urbanos… La voz de la cantante suena despersonalizada, como queriéndose desprender del rango vocal (limitado pero reconocible) al que siempre ha tenido acostumbrado a su público.

Como musicalmente, aún habiendo intentado arriesgar, siguen sin ofrecer nada realmente nuevo… Lo arreglan con el videoclip: más provocativo, enseñamos mas cacha, le cortamos el pelo,…

¡Intentan llamar la atención con algo visualmente distinto! Y lo consiguen.

¡Preparan un nuevo producto, lo dejan listo para la venta y lo plasman en el video!

¿Por qué iba a estar mal visto? ¿Acaso es raro que se cree a los artistas pop en serie?

Resultado final: Swish Swish, échense a temblar.

Tras el lavado de cara de Perry y la confirmación de que el cambio de look y corte de pelo han funcionado entre el público… Turno de sacar el single que acompañará al lanzamiento del disco y… HORROR!!

‘Swish Swish’, es un producto despersonalizado, sin encanto y que solo busca llamar la atención de alguien desesperadamente.

Un extraño híbrido musical entre la marca habitual de Katy y un sonido casi de jingle publicitario…

Está claro que Perry está más perdida que nunca, ha intentado (o han intentado) darle una nueva dirección a su carrera pero parece que la intención ha salido por la culata y la reconversión pinta muy mal…

Nos consuela pensar que siempre podrá reconvertirse en alguna previa reconversión, aunque con el paso del tiempo, las oportunidades suelen ir menguando para los artistas del mercadeo pop… Siempre nos quedará ‘Firework’…

Por el momento seguimos a la espera de un videoclip oficial que consiga que este ‘Swish Swish’ ‘suene mejor a la vista’; pero hasta entonces os dejamos con el horripilante lyric video oficial, para que vayáis abriendo boca…

¿Quién dijo que la provocación funcionaba?

Share This

Comparte

Comparte este post con tus amigos!